lunes, 21 de julio de 2014 | | By: Cristina

Consejos para lograr una buena hidratación en los niños

La mayor parte de los peques no bebe suficiente líquido, y son uno de los grupos con más riesgo de sufrir las consecuencias de la falta de agua, por ello, hoy dejamos algunos sencillos consejos para lograr una buena hidratación en los niños.

Si quieres favorecer la correcta hidratación de los peques de tu casa, te recomendamos poner en práctica los siguientes consejos:
-No esperar a que pidan líquidos para ofrecerles beber, pues cuando ellos solicitan la ingesta de agua anuncian la presencia de sed, un síntoma que se manifiesta cuando ya hay deshidratación. Por lo tanto, lo aconsejable es ofrecer líquidos con frecuencia a lo largo del día.
-Sumar diversión a la ingesta de agua, ofreciendo vasos de colores o de sus personajes preferidos, así como también, sorbetes coloridos y con distintas formas.
-Ofrecer alimentos ricos en agua, como pueden ser frutas y verduras frescas, gelatinas, polos de agua elaborados con zumos de frutas u otras bebidas, así como también, se pueden elaborar batidos de leche y frutas que pueden sumar agua a la dieta diaria de los niños.
-Sumarle sabor y color al agua o diversificar las bebidas que se ofrecen para favorecer su ingesta, ya que la diferencia de sabores promueve su consumo y facilita el logro de una buena hidratación como ya contamos anteriormente.
-Facilitar el alcance de los niños a las bebidas, es decir, dejar siempre cerca una botella de agua, zumo u otra bebida para que ellos puedan acceder sin dificultadas a su ingesta.
-Llevar siempre bebidas a la playa, el parque o demás espacios donde los niños jueguen y eliminen líquidos por sudor, ya que se debe asegurar más que nunca la ingesta de agua mientras los pequeños están activos.
-Ofrecer bebidas frescas, de entre 8 y 15 grados centígrados, pues con esta temperatura el consumo es superior.
-En los lactantes, dar el pecho a demanda y con mayor frecuencia y sólo adicionar agua en los niños que ya comen sólidos, ya que la leche materna es suficiente para su correcta hidratación.
-Evitar los refrescos azucarados y las infusiones para hidratar ya que tienen un efecto diurético residual que no favorecen el logro de adecuados niveles de líquidos en el organismo. Lo mejor es usar agua con unas gotas de zumos de frutas, zumos de frutas diluidos, batidos u otros.

Con estos consejos podrás lograr que los más pequeños de la casa ingieran suficiente cantidad de líquido y así, garanticen una buena hidratación en pleno verano, donde más que nunca es necesario para preservar la salud.

Fuente:
Vitónica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada